EXTREME
SAFETY

La seguridad no es suficiente

Cada casco de AGV debe darlo todo en cuanto a protección, rendimiento y confort. Más allá de lo establecido, superando las expectativas. La atención por los detalles es nuestra gran obsesión, que lleva cada vez más lejos la definición de la perfección.

Por eso nace Extreme Safety. Un protocolo de diseño exclusivo de AGV que garantiza, mediante los procesos de construcción, la elección de los materiales y un diseño funcional, un equilibrio extremo entre todos los componentes. El resultado supera los parámetros necesarios para la certificación, ya que cada casco se somete a test mucho más severos de lo requerido.

Para establecer nuevos estándares de seguridad, no los sigas. Así es como te conviertes en leyenda.

IMPACT PROTECTION

Establecemos nuevos estándares de seguridad, no los seguimos

+ ABSORCIÓN DE LOS IMPACTOS

La protección contra los impactos es uno de los parámetros de evaluación cada vez más exigentes del protocolo Extreme Safety.

Los cascos de AGV están diseñados para superar con creces los resultados requeridos por las homologaciones, así como para ofrecer un nivel de seguridad superior. Para garantizarlo, AGV realiza pruebas que someten a los cascos a un estrés muy superior a lo solicitado por las entidades de certificación.

La normativa más exigente prevé un test de impacto en 6 diferentes puntos, a una velocidad de 7,5 m/s. Los cascos de AGV se prueban hasta en 15 puntos distintos, pantalla incluida, a una velocidad de 8,5 m/s.

El resultado es una protección, respecto a la medida de los valores de G* y HIC*, de hasta el 50 % superior respecto a los parámetros requeridos para conseguir la homologación ECE.

*G

Es la medida de la fuerza que se transmite a la cabeza durante un impacto. Indica la capacidad de absorción de los golpes de un casco: cuanto más bajo es el valor, mayor es la capacidad de absorción del casco, con la consiguiente menor fuerza transmitida a la cabeza del piloto.

*HIC

Es el valor de la fuerza que se transmite a la cabeza durante un impacto, medida a lo largo de una horquilla de tiempo que simula una caída real. Este test sirve para evaluar la probabilidad de posibles daños cerebrales tras un impacto. Cuanto más bajo es el nivel de HIC, mayor es la capacidad de protección del casco, con el consiguiente aumento de la seguridad para la cabeza del piloto.

+ ÁREAS DE IMPACTO

Para medir la capacidad de absorción de los golpes, la normativa más exigente del mundo requiere testar un casco en 6 puntos concretos, pantalla excluida, a una velocidad de 7,5 m/s.

El protocolo de AGV Extreme Safety prevé pruebas de hasta en 15 puntos, a una velocidad de 8,5 m/s.

Esto asegura que la protección superior esté garantizada en todas partes, y no solo concentrada en puntos específicos. Pantalla incluida.

+ PROTECCIÓN LATERAL

Diseñar mecanismos de pantalla que sean lo más reducidos posible es nuestra obsesión. No es una cuestión de estética.

La mecánica de la pantalla es un elemento que no puede ser cubierto por la calota y los EPS, constituyendo así un punto más sensible en caso de impacto. Al mismo tiempo, un mecanismo muy pequeño permite montar una pantalla más amplia en los lados, aumentando así la visibilidad periférica y la capacidad de ver obstáculos y potenciales peligros que pueden entrar en el campo de acción de la moto.

Los cascos de AGV cuentan con mecanismos de pantalla hasta un 70 % más pequeños respecto a la media de los cascos del mercado. La seguridad no es un detalle. Cada detalle marca la diferencia.

+ PERFIL DE PROTECCIÓN DE LA CLAVÍCULA

AGV nace en el mundo de las competiciones, donde la velocidad y las condiciones extremas hacen de la seguridad una cuestión aún más vital. Para que los campeones puedan superarse y superar los límites.

El perfil especial de protección de la clavícula, inventado por AGV y replicado por muchos en el ámbito de las carreras, permite reducir sensiblemente el riesgo de daños causados por el casco en la clavícula en caso de impacto. Una solución surgida en las pistas y puesta a disposición de cualquier motociclista que busque la perfección.

+ PROTECCIÓN DEL ROSTRO

Las pantallas de los cascos de AGV son hasta 4 veces más gruesas que las pantallas estándar. Forman parte integrante del sistema protector del casco, un escudo que repara en caso de impacto, no un punto sensible.

Por ello, además de ser sumamente sólidas, están montadas sobre mecanismos reducidos y resistentes, y adoptan un sistema de cierre central con bloqueo de seguridad que impide que la pantalla se suelte tras un golpe o una caída. La misma tecnología utilizada en MotoGP™.

+ SEGURIDAD EN LA FORMA

Durante más de 70 años de experiencia en las mejores competiciones mundiales, hemos experimentado la diferencia que supone un casco aerodinámico, estable incluso a velocidades extremas, que minimiza la fatiga del cuello.

Por eso fuimos los primeros en diseñar cascos con formas que cortan el aire, equipados con apéndices aerodinámicos. Una mejora del rendimiento que no influye en lo más mínimo en la seguridad: en caso de impacto, los alerones de AGV están diseñados para soltarse o desintegrarse de manera controlada. Esto le permite mantener una forma esférica cuando y donde la necesita, reduciendo la energía generada en los impactos.

ULTRAVISION

La libertad visual permite un control total

+ VISIÓN PERIFÉRICA

AGV retira las protecciones de los ojos del casco.

El tamaño reducido de los mecanismos de pantalla y la forma de la calota eliminan un límite común a la mayoría de los cascos del mercado. La construcción de los cascos de AGV permite una visibilidad periférica de hasta 190 ° de amplitud.

Un resultado extraordinario, que te permite ver primero y mejor lo que ocurre a los lados del campo visual: obstáculos, curvas, vehículos, rivales. El control es seguridad y confianza.

+ VISIÓN VERTICAL

Los pilotos lo saben mejor que nadie: al tumbar, el ojo debe mirar hacia arriba para mantener la vista en la carretera. En esta posición, el borde superior del casco constituye un límite del campo de visión que a menudo puede resultar muy peligroso. Muchos emplean soluciones artesanales para levantar el casco, poniendo en un segundo plano la seguridad.

Los cascos de AGV están diseñados para garantizar una visibilidad vertical más amplia que el promedio de los cascos, optimizada en función de la posición de conducción prevista para el tipo de casco, ya sea racing, sport o touring. Una opción que beneficia al rendimiento y al control, para ver más allá de los obstáculos con confianza.

+ CALIDAD VISUAL

La pantalla es una lente de superficie curva que, al igual que ocurre en las gafas de baja calidad, puede crear distorsiones que cansan al cerebro y afectan negativamente al rendimiento.

Las pantallas de los cascos de AGV son de Clase Óptica 1, el nivel más alto posible, que garantiza la eliminación de reflejos y distorsiones, para disfrutar de una nitidez superior. Utilizar una pantalla de Clase 1 permite que nuestro cerebro reciba una información visual correcta. Una visión clara y profunda significa concentración, precisión y velocidad de reacción.
La seguridad también está en los ojos.

+ TECNOLOGÍA ANTIVAHO

Las pantallas de AGV están equipadas con Max Vision Pinlock® 120*, la última evolución de la tecnología antivaho Pinlock®, cuyo rendimiento es el mejor en términos absolutos. Max Vision no interfiere en la calidad óptica de las amplias pantallas de AGV, garantizando la máxima visibilidad en todo tipo de condiciones.

El control de la carretera es total, siempre.

*Algunos modelos podrían ser compatibles con diferentes versiones de Max Vision Pinlock®.

+ LA PANTALLA ES UN ESCUDO

Las pantallas de los cascos de AGV de última generación están diseñadas con mecanismo de bloqueo central de metal. Gracias a la tecnología desarrollada para proteger a los pilotos de MotoGP™, el mecanismo se bloquea en caso de caída, asegurando la pantalla al casco y minimizando el riesgo de apertura.

La pantalla protege como un escudo.

DESIGN TO PERFORM

El equilibrio entre cada una de las partes, para un rendimiento legendario.

+ ESTABILIDAD AERODINÁMICA

La forma es establecida por el viento.

La barbilla en forma de cuña está diseñada para reducir la resistencia aerodinámica y cortar el aire. Los apéndices aerodinámicos estabilizan el casco a altas velocidades y desplazan las turbulencias lejos del piloto. Touring, sport, racing: cada casco de AGV se diseña en un túnel de viento, para que sea estable y dé confianza al piloto en cualquier condición de uso, hasta las más extremas.

+ PESO DINÁMICO

Al estudiar las formas en un túnel de viento, es posible hacer que un casco sea más ligero, en función de la velocidad con la que se mueve a través de un fluido como el aire.

El Z-lift —la propensión a empujar hacia arriba o hacia abajo durante el movimiento— se puede usar para neutralizar el peso estático de un casco, haciéndolo flotar literalmente en el aire.

Los cascos de AGV, además de tener un peso absoluto reducido, utilizan este principio para disminuir la fatiga del cuello al conducir. Por ejemplo, ya a 90 km/h, el K6 resulta más ligero. A 160 km/h, el peso del Pista GP RR se anula.

+ VENTILACIÓN

Reinventar la ventilación parecía imposible.
Lo hemos hecho, cuidando la velocidad a la que pasa el aire a través del casco, no solo la cantidad.

La toma de aire frontal, una característica distintiva de los cascos de AGV, aprovecha el punto más afectado por el flujo de aire del casco para generar una fuerte presión de entrada. Los transportadores en la barbilla de los cascos racing de AGV, como el Pista GP RR, aumentan el volumen de aire que entra por la parte inferior del casco, mejorando la comodidad y la ventilación incluso en condiciones extremas.

+ EFECTO VENTURI

El efecto Venturi brinda un gran respaldo a la ventilación.

Los cascos de AGV están diseñados para crear una depresión en la zona de los extractores traseros, desencadenando un efecto de vórtice que aumenta exponencialmente la velocidad de transición desde el interior hacia el exterior del casco, mejorando así el intercambio térmico.

+ CONFORT SUPERIOR

Los interiores de AGV están construidos con materiales de altísima calidad, desarrollados para permitir un ajuste del casco lo más fluido y cómodo posible. Todos los cascos de AGV están desinfectados con tratamiento antibacteriano y están diseñados para absorber el sudor y la humedad de manera sumamente rápida, para garantizar el máximo confort y la máxima concentración en la carretera.

Los perfiles externos, en piel o tela, son repelentes al agua, para evitar que los revestimientos internos se mojen, incluso en condiciones de lluvia extrema.

La personalización es una característica que nos lleva si cabe a una mayor obsesión por los detalles: el acolchado superior reversible patentado por AGV permite elegir entre un tejido cálido y uno más fresco, dependiendo del clima y de las preferencias del motociclista. El exclusivo sistema 360° Adaptive Fit, montado en el Pista GP RR, a través de 17 espesores internos distintos permite configurar el interior del casco en cada detalle, en función de las preferencias del piloto y de su estilo de conducción.

+ SOFISTICACIÓN DE LOS MATERIALES

No basta con elegir materias primas preciadas y componentes avanzados. Cada parte, cada mecanismo, cada detalle se estudia para que lo dé todo en el sistema con los demás, y para rendir al máximo en cualquier condición. Así pues, al emplear fibra de carbono en las calotas y titanio en los cierres DD, ligerísimos y altamente resistentes, es posible adoptar tomas de aire de aleación metálica. Más pesadas pero definitivamente más resistentes que las clásicas ventilaciones de plástico. O montar un sistema de hidratación integrado, como el utilizado en MotoGP™. Obteniendo siempre cascos con el peso más reducido en términos absolutos en su categoría.

Esta es la esencia real de AGV. Aquí radica la auténtica perfección de la obsesión.